Por una vez se ha  puesto de acuerdo el PSOE y el PP en Andalucía en un negocio tan cuestionable como la renovación del consejo de administración de la radiotelevisión pública, Canal Sur. ¿Que cómo? Pues repartiéndose la tarta: para ti, que tienes más votos, la presidencia, y para mí una vicepresidencia inventada y que, ni que decir tiene, que no deja de ser simbólica, dada la tradicional mayoría sociata. El PP traga por un cargo: vean lo fácil que podría ser la política si los rencores y las animadversiones no fueran tan enconadas como son, pues está demostrado que lo que a los partidos interesa –lo que buscan más allá de los bellos discursos—son cargos que repartir, es decir, tela marinera para fidelizar a la clientela correspondiente. Es obvio que ese arreglo –la vicepresidencia no estaba siquiera en la Ley, pero qué más da—no va a solucionar el gravísimo problema de la parcialidad de Canal Sur, pero algo le aviará al PP cuando ha tragado con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.