Denuncia CCOO que hace un año que puso en conocimiento del presidente de la Junta y de su consejero de Presidencia la situación de irregularidad y abuso en la gestión de personal por la que atravesaba y atraviesa una Diputación Provincial convertida no sólo en asilo de “arrecogíos” perdedores de elecciones, sino en tropa obligada a desfilar al paso marcado por el sargento chusquero. Un presidente/alcalde acusado de acoso laboral y una vicepresidenta/candidata a medio minuto de lo mismo dan una idea de la merienda de negros que hay organizada en la Dipu de Cejudo, pero CCOO informa ahora que ni Chaves ni Zarrías han querido saber nada de la cosa sino que han dejado hacer a sus virreyes lo que les ha venido en gana. De lo que tal vez hay que responsabilizar también y no poco a una oposición que no ha logrado siquiera hacerse oír. A Chaves, presidente doble, ni eso, a ver para qué. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.