Dignos del TBO, los inventos del ‘delegata’ de Salud, el famoso doctor Pozuelo, se superan a sí mismos cada año con el beneplácito, o al menos, con la complicidad silente de la consejería de Sevilla. Este año, aunque a ustedes les cueste creerlo, ha presentado su plan de vacaciones sin saber siquiera si está cerrado ni los efectivos con que cuenta, “garantizando”, eso sí, que “no va a haber problemas en las sustituciones”. O sea que tendremos un verano más las colas en los centros de Salud, los colapsos en las urgencias, los sanitarios asfixiados y el contribuyente –recién liquidada su cuenta con Hacienda—a merced de la suerte. El SAS y Pozuelo trabajan contra el turismo onubense más que los promotores lo hacen a favor, porque dejar a una comarca turística con un servicio médico precario es disuadir a los visitantes del modo más expeditivo. No es fácil entender qué motivos puede tener el PSOE para mantener en su puesto, como prolongación de una consejería lejana y ciega, a un sujeto tan bienpagado como inútil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.