El alcalde de Lepe y baranda del PP, Manuel Andrés González, le ha pedido públicamente al presidente Griñán que ponga en su sitio, o sea en la calle, a Mario Jiménez, uno de los autodidactas desertores de las aulas en los que el Presidente ha puesto todas sus complacencias. ¡Hay que ser ingenuo o tomarse a chacota el juego político para pedirle a alguien que quite a quien ha puesto precisamente para que haga ese juego sucio! Lo que no quita que lleve razón el pepero, pues es verdad que defender a la senadora insensata que ha denunciado como falso el paro constituye una ofensa mayúscula a los parados. ¡Pide por esa boquita, etcétera! El teatro político es cada día más previsible y aburrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.