Demoledora declaración del ex–director general de Empleo ante la juez instructora. Sin vacilaciones ha dicho que todo lo por él perpetrado era conocido por sus superiores, señalando sin tentarse la ropa a tres consejeros –Viera, Zarrías y Pérez Saldaña—y directamente a los dos Presidentes, a Chaves, de quien dice que forzó la resolución de uno de los expedientes,  y a Griñán, a quien atribuye la aprobación del procedimiento empleado, que la juez considera ilegal. Estaba cantado, en todo caso, haya no haya contrafuegos dispuestos para evitar la propagación del incendio. En la crónica de la autonomía, con haberse visto casi de todo, jamás se había visto tanta desvergüenza.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.