En Jaén y en Córdoba, de momento, los Ayuntamientos respectivos se han negado a pagar la obligada ayuda a las personas “dependientes” porque la Junta de Andalucía, a su vez, no les paga a ellos lo que les debe. Unos por otros y la casa sin barrer, pues, pero con el agravante de que son los más necesitados, como siempre, quienes pagan estas discordias entre políticos. Y ello ocurre con un gobierno social-comunista, que es lo penúltimo, mientras hay altos cargos que mantienen en su gabinete a tres conductores y dos camareros. Pagan los de siempre y, por descontado, ganan también los de siempre.

3 Comentarios

  1. En el mejor sillón que he tenido en mi vida, y con el mejor coche, y con el mejor sueldo, ¿Dónde voy a estar carajote?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.