¡Pues no que sale ahora el busto parlante de Ciudadanos en Andalucía y dice, con toda la cara, que “no está satisfecho” con el cumplimiento de las promesas recibidas de Susana Díaz a cambio de su imprescindible apoyo y muleta! Añade que su “principal error” fue no establecer un calendario –en alguna Agencia de la Junta le llamarían “almita de cántaro”—como si esta tropa hubiera dado alguna vez señal de lealtad a los pactos. Miren, Ciudadanos tenía y tiene un importante papel que jugar en nuestra deteriorada democracia, pero es evidente que toreando con una mano en Madrid y otra en Sevilla el fiasco está asegurado. Igual confunde ese portavoz –regeneracionista de rebote— su promoción personal con el interés de los andaluces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.