Todo cruje en el viejo tinglado desde que ojos nuevos escudriñan los papeles viejos. Ayer desnudaba aquí con la mirada al presidente de los empresarios andaluces (de la CEA, quiero decir) un certero artículo de Juan José Borrero, que ponía de relieve su extravagante postura: ¡el baranda de los empresarios timándose con los sociatas y asustado por el desembarco consevador! ¡Lo nunca visto! Acaso es el princpio del fin del gran camelo de la “concertación”, ese plan para comprar la paz social de una tacada  a empresarios y sindicatos,  que consistía, básicamente, en un reparto millonario de cuyas triquiñuelas aún se habla hoy día, implicando en el festín incluso ¡al marido de la ex-Presidenta! ¿Ven ahora lo sólidos que eran los cimientos del “régimen”? Pues sospecho que aún hemos de verlo mucho más claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.