La amistad política es casi siempre sospechosa en España. No se puede ser independiente en este país al punto de ser de izquierdas y admirar a Ortega o tomarse unas copas con Javier Arenas. La Historia de España –una historia dura, como casi todas—quebró definitivamente con la guerra civil que empezó, desde luego, mucho antes de cuando se dice. En Sevilla, antier mismo, unos mequetrefes consistoriales, erigidos en arcángeles flamígeros de la pureza democrática y tras haberlo autorizado, han prohibido un homenaje que se proponían hacerle a Foxá, el excelente novelista Aquilino Duque y el joven literato Antonio Rivero, con el argumento cavernícola de que el conde había sido amigo de José Antonio Primo de Rivera. ¿Amigo de José Antonio? Bueno, amigos de José Antonio fueron, si la memoria no falla, don Indalecio Prieto, el sindicalista Pestaña (¡que le propuso la fusión!), el propio Ortega, Sánchez-Román y tantos otros, entre los que se ha sostenido con aplomo que estuvo también Federico García Lorca. Y mil más, como es lógico y natural, tratándose de quien era y no careciendo de talento como es notorio para cualquiera que conozca su obra y no sea un fanático. No hay quien acabe en España, ni para bien ni para mal, con la tradición de los “amigos políticos” heredada del canovismo, esa idea hurtada a mejor contexto, que sostiene que “quien no está conmigo está contra mí” y, en consecuencia, aquel que esté con el Otro, aunque sea tomando una copa ocasional, es mi enemigo y como tal debe ser tratado, incluso si se tercia de arrebatarle derechos tan fundamentales como el de expresión. De este modo, un par de mindundis sin mejor oficio que viven del Ayuntamiento sevillano, decretan hoy el ostracismo de Foxá –y no quiero ni pensar que serían capaces de decretar mañana—mientras se dedican a enviar dinero a las tiranías de Sudamérica. Los trabajadores deberían saber por cuánto nos (les) salen estos gastapanes inquisitoriales y ver por alguna cerradura su jornada de trabajo. Dudo de que los siguieran votando.

A Prieto mismo, el amigo de José Antonio, han tratado de dedicarle sin éxito una plaza sevillana los mismos censores que prohíben a Foxá, toda esta caterva oportunista que desde hace unos años vive de los muertos, como los gusanos, esos metazoos voraces. Juaristi ha señalado como nuestra generación recuperó al propio Foxá, junto con Sánchez-Mazas o Ruano hasta ponerlos de moda. ¡Pero qué sabe esta tropa de literaturas! Seguro que si Aquilino propone concelebrar a Ridruejo – a quien traté y quiero tanto, y siendo amigo de quien fue—le tocan las palmas. Y no me extiendo no sea que se enteren los ignaros y para qué queremos más.

15 Comentarios

  1. Una anécdota que revela la clase de tipo de uno de esos personajes sevillanos que nombra el Anfi. Siendo enfermero o ATS, más bien Practicante por los años, tiene un hermano psiquiatra. El muy stalinista hizo alguna vez un cursillo, o unas jornadas o similares de salud mental y algún diplomita debieron darle. Pues bien, en su blog, ay, ese arma que a veces se dispara por el culatín, aclaré que en enfermería no había especialidad de psiquiatría, que era como se autointitulaba en su blog. Me molesté en escribirlo allí y lógicamente fui censurado, pero… dejó de poner ‘psiquiatra’ en su perfil.

  2. Una ocurrencia lamentable, fanática, ignorante. Escuchar a jagm defender por justicia la libertad incluso para aquellos contra los que –me consta– expuso lo suyo cuando había que hacerlo, me reconcilia con esta sociedad transformada en turbamulta por personajillos como esos desgraciados ignorantes.

  3. No hay que atribuir la intolerancia sólo a los fascistas. Los soviéticos fueron rigurosos censores como lop son su hijuela burocrática, los apesebrados de IU. Esta gente ignora casi todo. La izquierda antigua era mucho más culta, jefe, qué le vamos a hacer.

  4. Son unos ignorantes que ni siquiera son capaces de ver los casos más clamorosos de indeseables entre los de su propio bando. En Andalucía hay algún pueblo que en su paseo principal festeja y conmemora a los grans líderes soviéticos. De IU, por supuesto. De los mismos que ahora tienen sus esperanzas (y su negocio tal vez) en el castrobolivarismo.
    (ESTO LO FIRMA UN «ROJO» DE TODA LA VIDA,. CONSTE).

  5. Una actitud despótica que no nos sorprende nada conmociendo a este tipo de gente. La ignorancia coronada, ¡qué peligro! En nuestros claustros escolares tendríamos mucho que aportar a ese necesario proceso CONTRA estas nuevas inquisiciones.

  6. Hay que disitnguir entre el autor y la obra, y ésta nunca ha de estar sujeta a censura política a no ser que en sí misma constituya un atentado al bien común. Foxá, que no es de mi gusto, escribía bien, y tuvo ´
    exitos novelísticos que hace mucho que fueron recuperados por la comiunidad literaria al mergen de las ideas y posturas políticas derivadas de la guerra civil.

  7. Esta patulea, como tu sueles decir, querido, no dejaría títere con cabeza (literalmente) si le fuera permitido. ¿Te imaginas si se prohibiera a todos los colaboracionistas europeos, desde Paul Morand a Céline pasando por los nuestros? ¿Qué haría esta gentuza, aún sin haberlo leído, con Ezra Pound?

  8. A esta tropa de IU, residual en casi todas partes tras la desaparición de Anguita y la lógica deserción de los cabales, no se le ocurriría prohibir a Hemingway por colaborar con el espionaje stalinista, pero seguro que sigue negando la existencia del Gulag y, en consecuencia, desterrando al autor que lo reveló. Los dictadorzuelos son remedo a escala de los dictadores. No hay por qué esperar de ellos ni comprensión ni buen sentido.

  9. Los comunistas eran muy leídos en cierta etapa, que usted conoció bien, ¿eh, jefe?, pero se ve que los de ahora sob reclutados directamente en la oficina del partido para instalarlos en la nómina. No van a ser ellos menos que los sociatas o los que sean. No les pida que conozcan literaturas y menos que hilen fino. Esta caterba sirve para lo que sirve. Por cierto, los del Ayuntº de Sevilla, por lo me cuentam están hasta las trancas metidos en el barrizal, ¿es cierto o no, don ja?

  10. Entiendo su interés e intención, peor no el trabajo que se toma dese¡nmascarando y poniendo en su sitio a estos «gastapanes» (me ha encantado su expresión). Sus temas me gustan casi sin excepción y me proprocionan buenos ratos y reflexiones con frecuencia muy útiles para mí. Pero ¡no pierda el tiempo con esa morralla! No se lo merecen.

  11. Valiente, muy valiente, tan valiente que a veces me entra miedo. Cuidese, don José António.
    Besos a todos.

  12. Entre los despechos de D. Josean y el baboseo del Sr. Multiusos (Zp malo, rojos al paredón, Gürtel no existe, nene caca…) el nivelazo del blog es de órdago.
    ¿A contracorriente? No me haga reír. Como mucho para el circo de Manolita Chen.

  13. No se lo diogan a nadie pero ese Ortiguilla debe ser uno de los mangas de Mercasevilla. (A los forasteros se lo cuento otro día). «Cien años de honradez pero ni un minuto más», lema de su partido.

  14. Cada uno a su nivel el gobierna condona deudas multimillonarios a paises tercermundistas y a nivel local cada uno pone a su amigo en su sitio al final mismo perro con distinto collar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.