A la juez sustituta que anda desmontando el “caso ERE” sosteniendo que algunos de los imputados por su predecesora, “lejos de poder ser considerados como delincuentes, podrían ser considerados víctimas”. ¡Jo! Menos mal que la Audiencia le ha dado un revés a esa peregrina opinión –y van no sé cuántos— pero ahí tienen también al ex-consejero de Empleo Fernández acusando a la juez Alaya de “acosadora”. Y por su parte, al actual negándole la documentación del “caso Velasco” al mismísimo Parlamento, tras pasar durante años de informar a la UCO. “Haced lo que yo digo pero no lo que yo hago”: esta tropa ha invertido el adagio antiguo hasta adaptarlo plenamente a la medida de su ancha manga. Recordemos aquel otro que rezaba: “en España se puede robar un monte pero no se puede robar un pan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.