Un histórico del PSOE como Carlos Navarrete ha hablado alto y claro, con la espontaneidad que siempre lo caracterizó. Ha dicho que “el PSOE es un partido inexistente compuesto sólo por concejales y cargos públicos”; que en el partido “hay más cargos públicos que militantes”; que en el último año se ha manifestado “con un total desapego entre los dirigentes del partido y los intereses de su electorado natural”; que si “los partidos son víctimas de las consecuencias la crisis” también es cierto que “la crisis se alimenta de la incompetencia de los gobernantes en dar respuestas”; y que “el PSOE se ha parasitado extraordinariamente y no le llega la savia nueva”. Huelgan comentarios. Lo dicen ya los históricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.