No debe pasar como una anécdota, porque no lo es, la publicación por parte de Izquierda Unida (IU) de la lista de vecinos de la localidad que no secundaron la pasada Huelga General. Y no debe pasar porque se empieza por delatar y sabe Dios cómo y dónde se acaba, aparte de que supone una absoluta falta de sentido democrático no respetar el derecho al trabajo igual que el que asiste a los huelguistas. Una lista de esa naturaleza implica una patente amenaza incompatible por completo con el sistema de libertades, aparte de que había que preguntar a IU qué clase de estigma pretende hacer caer sobre quienes no piensan o actúan como ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.