Ayer se debatió en el Parlamento autónomo la propuesta de apoyo al Gobierno de la nación planteada por Ciudadanos . Algo elemental si lo tuviera que debatir el ciudadano andaluz medio, visiblemente decantado contra la situación provocada por el secesionismo catalán, pero no tanto para el PSOE andaluz que ha de cuidar con medroso esmero su dependencia del que manda desde Madrid. Tanta demora y tanta excusa escandalizan especialmente si se tiene en cuenta la cicatería que supone regatear ese apoyo a tres días de una intentona separatista que habá sentado peor que a nadie a los cientos de miles de trabajadores andaluces a los que ese pleito afectará de pleno, por desgracia, ocurra lo que ocurra el domingo. Ni en este brete se salva el “régimen”de la voz de su amo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.