Espectacular ‘rentrée’ de Rafael Sánchez Rufo, diputado provincial de IU, en el primer pleno de la Dipu. A juzgar por las apariencias, al menos, el hombre viene dispuesto a ganarse el jornal y a comportarse políticamente como la sombra crítica de un grupo sociata a cuya burocratización nadie ha contribuido más, todo hay que decirlo, que la anterior representación del grupo encarnada por Rodríguez Donaire, el ‘Bienpagao’ y paje de Cejudo en Valverde. Rufo tiene ahora la ocasión de demostrar que una oposición sensible y recia no tiene por qué ser persecutriz, aunque la verdad es que hay asunto como el del tránsfuga de Jabugo (calificado como tal por la propia ministra de Administraciones Públicas) o el del capricho del Gran Teatro que fuerzan por sí solos el numerito. Habrá que ver si Rufo es sólo un independiente insobornable o el rollo va también de exhibicionista. Hasta ahora, las cosas como son, todo pinta a favor de este personaje al que el trapisondista de su antecesor se lo dejó a huevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.