Ya sé que la consejera de Salud suele contestar a los críticos eso tan bonito y elegante de “a mí no me toquéis la p…”, pero habrá que tocársela, a ver qué remedio, si insiste en negar todo problema en la sanidad onubense a pesar de que los médicos se desgañitan denunciándolos y que los usuarios los padecen sin paliativos. Las urgencias del “hospital de referencia”, el ‘Juan Ramón Jiménez, están abarrotadas, hay en ellas esperas de muchas horas en condiciones infrahumanas, los médicos y sanitarios no dan a abasto y han de pechar con una sobrecarga que comporte su profesionalidad. ¿No tienen nada que decir la Delegación del ramo y la de la Junta ante este escándalo diario? El ahorro no justifica este abandono del servicio que cualquier día puede explotar con resultados imprevisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.