Las encuestas parecen unánimes por una vez apuntando al cambio en Andalucía. Ganaría el PP aunque los expertos no se pongan de acuerdo sobre la medida de ese triunfo. Personalmente valoro más que esas encuestas adversas al PSOE el silencio de éste, el hecho de que, desde que comenzó esta presunta deblacle de sus filas no haya salido ni un  sondeo. ¿Callaría si tuviera en su poder buenos augurios o andaría exhibiéndolos por ahí como hacía antaño? No cabe duda de que ese mutismo es elocuente, por más que se disfrace de discreto, y de que mal deben soplarle los vientos para que aguante una campaña apagada como la que está haciendo. Las encuestas hablan con lo que dicen y con lo que callan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.