Es difícil de comprender la amenaza de Diego Valderas, coordinador de IU-CA, de que sus Ayuntamientos abandonarán la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) en el caso de que en plazo perentorio (dentro del próximo ejercicio) la Junta no resuelva el problema de la financiación municipal, poco después de proclamar a bombo y platillo que el pacto municipal PSOE-IU marcha como la seda. ¿En qué quedamos, se va bien de la mano del PSOE y mal sin ella, o se trata, sencillamente, de escenificar una dialéctica que para nada se compadece con la actitud real de la coalición? Porque parece evidente que si tan bien se entienden a la hora de gobernar, esos dos partidos compartirán también los criterios sobre la financiación, y en caso contrario, no se comprende tal entendimiento. De todas maneras, imagínense lo que al PSOE le importará que IU acuda o se desmarque de la FAMP. Chaves debe de haber perdido el sueño con un anuncio tan medroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.