El pacto entre PSOE e IU para perpetuar el “régimen” en Andalucía, está mostrando sus debilidades. Tras la absurda propuesta del copresidente Valdera de excluir de las ayudas públicas a los pueblos que conserven símbolos franquistas, llega ahora su petición de se investigue al socio por el feo caso Invercaria, obviamente porque IU, que ya tiene el mando y el viático con los que soñaba, quiere ahora salvar la leyenda de su integridad frente a la corrupción. Pero ¿se puede ser socia de un partido acosado por tantos casos de agio sin comprometer la responsabilidad propia? A Griñán le vas a doler la cabeza con estos trampantojos de Valderas y hasta puede que rompa la baraja antes de tiempo. En cuanto a IU, hay que recordarle que el premio a la virtud, como todos, sólo se otorga al final. Eso de “sí pero no” es un truco demasiado viejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.