Nadie ha podido explicar hasta ahora por qué es menester ampliar el número de diputados de esa cámara no poco inútil que es el Parlamento de Andalucía, pero ninguna persona informada habrá dudado tampoco, a buen seguro, de que lo que pretende IU con esa ampliación es facilitar al acceso de sus candidatos, alguno de los cuales, como el mismísimo coordinador regional, Diego Valderas, llega dos elecciones quedándose en la cuneta y sin obtener escaño. Pagarle a IU los favores políticos a base de estirar el hemiciclo para que entren más será un disparate si antes no se explica qué razón justifica esa ampliación del teatro y del gasto. ¿O es que con más diputados las cosas hubieran sido distintas en la actual legislatura o en las pasadas? Que esos “profesionales” pretendan blindarse su salario es comprensible. No lo es que se juegue con algo tan serio como debe ser la representación parlamentaria de un pueblo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.