Tres meses le ha dado la Junta de doña Susana al “sindicato hermano” para que justifique lo injustificable, a saber, el desvío y despilfarro de los dineros públicos en gastos propios y hasta en cuchipandas, mientras desde Cádiz la propia organización exige “actuar ya” y presentar las pruebas de inocencia si las hubiere. Nada ha cambiado en la Junta, en este sentido, ni parece que vaya a cambiar, ya que los Presupuestos que aprobará el cogobierno PSOE-IU han incluido la partida correspondiente para que la fiesta no decaiga. No es sólo el sindicalismo el que necesita un replanteamiento a fondo, como se está comprobando, sino la política en general.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.