Desde lejos, en plena jubilación, reaparece, Carlos Sanjuán, el ex-secretario general del PSOE-A que en su día defenestró a Borbolla y pactó la venida de Chaves, clamando alto y claro como profeta en el desierto: “Quiero un partido con voz y vida propia, nada que ver con el modelo de Chaves”; “No quiero un PSOE en el que se está en función del cargo que puedas ocupar”; “El modelo de Chaves supedita el partido a las instituciones”. Y añade: “La bicefalia es buena. Si es tan mala como dice Chaves, ¿por qué no ni dimite él?” La distancia es la mejor perspectiva, proporciona clarividencia. Lo malo que es que su ventaja suele llegarle a cada uno cuando ya no pinta nada y su tiempo pasó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.