No quiero dejar sin comentario la dura y ofensiva descalificación que hizo hace poco el portavoz del PSOE, un tal Mario Jiménez, contra el ex-Presidente Borbolla y contra José Bono, entre otras cosas porque el hecho de que Griñán –que fue viceconsejero y consejero de Borbolla—ni le haya reñido siquiera al bocazas sugiere que el insulto contaba con su anuencia. Pero la verdad es que ese portavoz que habla de sus “históricos” con tanto desdén, lleva ocupando un cargo público más años que lo ocupó el propio Borbolla, a pesar de carecer, como tal “nini”, de estudios o trabajos que lo justifiquen. Quizá por eso, el ex–Presidente ni ha comentado un varapalo del que, con toda seguridad, ese “nini” no es más que un recadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.