Lo de Chaves no es la dialéctica, y menos aún en turno de réplica. Escúchenlo decir que no dijo lo que dijo en Marbella, esto es (exactamente) que “Marbella ha sido un fracaso de la política, pero también un fracaso del periodismo”. O déjenlo que se enrede él solito alegando que, si hubo ‘medios’ que hicieron “cosas muy importantes” por aquella saqueada ciudad, también los partidos “han hecho cosas buenas” por ella. Ya ven el nivel. Pero, además, ése no es el tema, porque lo que ocurrió en Marbella –denunciado sobre todo por El Mundo, la hidra de Gil– fue eludido cuando no tapado por muchos ‘medios’, incluyendo el cohecho cienmillonario del propio PSOE con Jesús Gil –cientos de millones a cambio de recalificaciones urbanísticas–  denunciado por éste cuando ya había prescrito. ¿Por qué indultó González a Gil evitando que saliera de la política? ¿Por qué mantuvo Chaves hasta el último instante esa pasividad en medio del clamor que reclamaba la intervención? ¿Por qué callaron “sus” medios, incluso para proteger a la Pantoja y a Julián Muñoz? Demasiadas preguntas para Chaves y para cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.