Una noticia triste el telediario nos ha amargado una sobremesa más revelándonos que un viejo caballo australiano, campeón de cien derbis, no habría fallecido de muerte natural, como se creyó en su día, sino que fue envenenado con cianuro por alguna mafia americana de las que han operado por tradición en las carreras. La imagen del pobre animal, disecado en uno de esos museos yanquis que conservan cosas tan peregrinas, viene a sumarse, por tanto, a la larga galería de envenenados que, de un tiempo a esta parte, no deja de aumentar, descubriendo cada dos por tres crímenes horrendos y lejanos que quitaron de en medio, por la vía rápida, a rivales incómodos. Cuando hace unos años se descubrió que el cabello de Napoleón contenía entre siete y treinta y ocho veces la cantidad normal de cianuro, un vendavalillo conmovió las entrañas chauvinistas para finalmente acabar desinflado ante la probable evidencia de que el veneno hallado se debiera a una causa exógena, sin descartar ni mucho menos al mismo tiempo el uso que de ella hacían los románticos como arma contra los progresos de la calvicie. Cada vez hay menos dudas de que el papa Luciani, el pobre, fue víctima de ese mismo veneno que esta temporada, a consecuencia de la boga de los Borgias, grandes expertos en su uso letal, tanto está dando que hablar a detractores y partisanos de esa peregrina tropa valenciana. Desde Sócrates a Arafat pasando por el presidente ucraniano Víctor Yuschenko, es innumerable la nómina de víctimas que han viajado o casi al otro barrio con ese terrible bonobús, aunque tengo para mí que muchas más han de ser las que se fueron de puntillas sin despertar siquiera la sospecha de su victimario. He visto con tristeza a ese caballo, momificado en su peana como un faraón o un morabito, mudo y piafante en su altivez detenida, y se me ha pasado como un nubarrón por las mientes hacerme, por si las moscas, con un buen gato catador al que darle a probar mi parvo viático. Nunca se sabe, oiga.
                                                              xxxxx
Para que no falte de nada, en la duermevela de madrugada oigo en la radio traer a colación el mal fin del astrónomo danés Tycho Brahe cuyas pésimas relaciones con Keplero han dado pie a los peor pensados a no despreciar la hipótesis de que el mercurio que lo mató no fuera del todo ajeno a este discípulo genial y encabronado. Pero lo verdaderamente notable es la constancia con que el hombre ha cultivado el veneno, ese instrumento que unas veces ve como remedio, como era el caso de Marcel Achard, y otras, como le ocurría a Baudelaire, como un simple ingrediente de esa facultad humana, al parecer imprescindible, que es el odio. Lo del caballo australiano, es distinto y más prosaico, claro está, pues hasta en la muy franquista Zarzuela madrileña corrieron más de una vez rumores de dopajes y envenenamientos más o menos mafiosos –sin excluir la efemérides de la Copa del Generalísimo, no se lo pierdan–, lo que nos lleva a terrenos simplemente competitivos. Es probable que sea mayor de lo que imaginamos el número de animales –racionales o no— envenenados por esa causa en apariencia menor que es la emulación o el simple espíritu competitivo, aunque no creo verosímil que tanto verdugo haya tenido ocasión de inspirarse en Achard, desde aquella Locusta que proveía a la realeza neroniana y a la que Galba tuvo que liquidar, hasta los celosos cortesanos que reventaron a Rasputín. No hay que echar en saco roto los barruntos de Freud sobre el instinto homicida ni entregarse a literaturas como esa insufrible escena del tránsito de la Bovary, para describir la cual Flaubert hubo de dejarse las pestañas estudiando los principios venenosos y sus efectos. Hay quien ha dicho que en todo hombre hay un envenenador potencial que aguarda solamente la circunstancia apropiada. La competencia del amante, las apuestas 13 a 1, el joyero de la abuela, la opa hostil, quién sabe. En el caballo embalsamado he creído ver a nuestro mono loco con el prontuario en la mano.

32 Comentarios

  1. Me encantan historia como la de los nazis suicidándose en las celdas con cianuro. Es lo menos que le debían al mundo. Y me repugna la comedia montada ahora alrededor de los Borgias, que jagm denuncia. Mucho veneno haría falta. ¡Con lo barato que es!

  2. La verdad es que en mi soledad serena no me identifico mucho – en estos momentos – a una envenenadora potencial. Aunque, haciendo exaustivo examen de conciencia, debo reconocer en que hubo tiempos en que sí me entraron ganas de echar “un caldito de las once” como se dice en francés, qué es una fórmula sabrosísima para algo tan horrible.
    Si tenemos que andarnos con gatos catando vamos a tener que contratar también a un mayordomo,para que se estrene nuestros guantes, huela las flores de nuestros ojales y tutti cuanti ,porque la invención humana ,en ésta como en otras materias, no se queda manca.

  3. Me temo que no hemos empezado un siglo de sutilezas. Hoy el personal mata a hachazos como en el medioevo y hasta hay niñatas que te sacan el cúter de los trabajitos manuales si no les sueltas un rojillo de a diez para sus vicios.

    Servidora conoció a un cátedro de Medicina Legal que exigía saber las dosis tóxicas y las dosis letales de un porrón de sustancias. Tó pa ná, porque hoy se ha quedado casi todo aquello más antiguo que el hilo negro. Menudo Sherlok Homes estaba hecho.

    Hoy sólo esgrimen la filosa los vandalillos empapuzados de alcohol en los finde. Los que de verdad matan, utilizan métodos más florentinos. Verbigracia: servidora en la pelu ha ojeado/hojeado hoy una revista de mondongos antes de hacerme las mechas. Pues resulta que el Cachuli -al parecer con una arteritis obliterante, huy, perdón, que tiene falta de riego en las patas de abajo- fuma como un ejército. ¿No creen ustedes que los que ya sabemos le incitarán, a través de terceros, of course, a que emplame un trujilla con otro, con el fin de que en cualquier mal momento le dé un sopitipando y se le enfríe el velo del paladar?.

    Ya habrá dos muertos de tronío, el Gordo y el supradicho, a quienes cargarle todo, TODO, el marrón. Y los demás, silbando y mirando a las nubes.

  4. 17:44
    A D. VÁNDALO, mayúsculo o no pero siempre esdrújulo, le aseguro que el caballo no era nazi.

    Emulando a D. Juan Moreno he consultado en la Enciclopedia Galáctica, el popular Google, y me encuentro con 5.070.000 entradas para “veneno” y 49.400.000 para “poison” incluidas las de Kiko Veneno y algún que otro perfume que presume de tal.
    Si entramos en el famoso e-buy nos ofrecen venenos hasta 21 vendedores identificados y si busca en el Google cualquier seta venenosa encontrarán entre las primeras referencias unas cuantas que se las ofrecen en venta.

    En los años sesenta era muy frecuente en Huelva la posesión de un gato catador de grumelos o gurumelos.
    También supe por la prensa en Madrid de una familia comedora de setas que se sometió en pleno a un lavado de estómago por que no supieron distinguir las convulsiones del parto de su gato catador, que por cierto era gata.

  5. Toda la tarde llevo intentando documentarme sobre un informe estadístico que leí hace tiempo, de la preponderancia de la mujer sobre el hombre en el crimen por envenenamiento.
    En él se hablaba de la psicología femenina para elegir ese tipo eliminación.

    No he conseguido encontrarlo aunque sí un artículo en el País sobre envenenamientos políticos varios, en el que una señora italiana Teofonía d’Adamo, se cepilló a 600 personas en el siglo XVII.
    Vienen otros…y os cuelgo el enlace para su lectura.

    http://www.elpais.es/articulo/reportajes/veneno/arma/politica/elpdomrpj/20041219elpdmgrep_1/Tes/

  6. Uuuuuh, “post festum, pestum”, decían en el Seminario. ¿A Nadie interesa esta graciosa reflexión sobre los venenos? Me tiene usted muy politizada a la parroquia, don josian, y luego ocurren estas cosas. Le acosnejo que vuelva a sus deliciosas glosas de lo minúsculo. que iusted sabe magnificar en el espejo de su prosa. Y que cuando leí lo del caballo disecado pensé que se trataba de una de eas columnas tan bonitas.

  7. Desde esta mañana pero, más que nada, tras leer a don Juan sobre la condición femenina, estoy mirano de reojo a mi mujer y a mi suegra. Me parece que esta noche no ceno.

  8. No sé qué ocurre hoy en España que justifique tanto silencio. A mí me ha divertido mucho la columna, el tema y su irónico tratamiento. Peor, como ha dicho alguien antes, tal vez sea más “productivo” para ael autor tratar temas trascedentes o hacer esos juegos malabares sobre mínimos motivos que tan bien sabe hacer.

  9. Bueno, es que la marcha que llevaba el blog era de locura, ¡parecía la Bolsa!, y lo normal es que haya días más tranquilos. Aunque no entiendo bien por qué se callan muchos de los habituales pudiendo poner unas letras. Al fin y al cabo, en etse barco vamos todos y si naufraga, todos vamos al fondo con él.

  10. 22.55
    Interesante lo d elos enlaces. Creo que es una gran idea la de don Juan y don Griyo, pero, francamente, me ha interesado más leer a gm que meterme en esas páginas. Hay gustos para todos, por supuestísimo.

  11. Es curioso pero es como si los blogueros se sintieran en cierto modo comprometidos con el blog y su autor, cuando seguramente nuestro don ja se limita a esmerarse y luego echará una mirada a nuestros comentarios, pero sin angustias ni quien tal lo pensó.
    Pero como en gustos, en efecto, nada está fijado, les diré que el tema de hoy me ha gustado especialmente.

  12. 23:15
    A mí lo que sorprende es que nadie haya reparado más en él palo apenas velado que le da gm a los Borgias, o mejor dicho, a esta borgiamanía que nos invade y según la cual Añejandro VI y sus nenes serían unos angelitos, a pesar de los venenos, estrangulamientos, incestos y demás.

  13. 23:32
    Pues amí, por empezar por el final, lo que me extraña es que nadie haya reparado en el tono lírico que ha cargado aquí el anfi al final del primer párrafo, hablando del pobre caballo con lo que me ha parecido ternura. Este hombre es difícil de entedner: se enfrenta con nel Sursum Corda y guarda sus lágrimas para un caballo disecado.

  14. Yo comería en su mano con los ojos cerrados, ya lo sabés bien, jefe. Discúlpenme los demás, son cosas de la nostalgia.

  15. He preguntado a un grupo de alumnos y nadie sabía quién eran los personajes asesinados, empezando por el papa Luciani. Sólo les sonaba Rasputín y los Borgias… por la tele y la peli de estos días. ¿Se extrañará alguien de que la Junta de Andalucía sitúe Hong Kong en pleno Atlántico en sus exámenes ignaros? Yo desde luego no.

  16. ¿Lo de Arafat es seguro, don ja? ¿lo sabe de buena tinta? ¿O se lo ha inventado para no dejar de meter el dedo en el ojo?
    Ya saben mi despedida.
    Un musulmán español.

  17. Oiga, moro, por mera curiosidad: ¿es usted monógamo o mantiene varias bocas en casa? Pues ya sabe que multiplica el riesgo de ser envenenado según nuestros expertos blogueros.

  18. Ese comentario es puro machismo, y peor porque da la sensación de que responde a la realidad. Y la da porque históricamente se culpó siempre a las mujeres (ahí está Locusta, citada), en especial a las brujas, de esa maldad del envenenamiento, pero como comprenderán no es porobable que los vaornes se quedaran atrás. Miren los casos citados: el de los Borgias, el de Rasputín, el del ucraniano… ¡todos crímenes viriles! Vean lo fácil que es culpar a la mujer y lo fácil que podría ser rebatir las razones del acusador.

  19. En el ensayo que leí sobre el veneno como método que la mujer ha aplicado para acabar con la vida de alguien, no se sacaba la conclusión de que la mujer es más violenta que el hombre.

    O séase, que no hay machismo encubierto en lo dicho.

    Es estadisticamente demostrable el mayor empleo de la violencia del macho en toda la “historia” de la humanidad.

    La curiosidad del ensayo estaba en la descripción psicológica femenina por la cual, se predispone hacia el veneno para realizar un homicidio en vez de métodos violentos.

  20. Evidenrtemente demasiado tarde…pero es que me lo paso pipa con las intervenciones de los parroquianos de siempre.

    El veneno es cosa de mujeres: hay una cantidad de chinas de cierta edad que se “autovenenan” con productos químicos para el campo, y mueren con terribles sufrimientos porque antes se hacían cargo de ellas el hijo y la nuera, y ahora ya no la quieren, así que se van muriendo de hambre y de dolor y prefieren suicidarse. ¡Qué bien que no vivo en la China!

  21. Decididamente los andaluneteros deben ser chiscos/as de botellón y los festivos duermen hasta mediodía.

    Estoy mosca. Brrr.

  22. Pero bueno, ¿qué pasa? Estamos aquí todos los drogadíctos con el mono!
    A menos que sea una gracia para el día de difuntos o un artículo sin palabras del maestro haciéndose el muerto! O una profunda reflexión sobre la nada….

  23. Pingback: xxx catalog
  24. An excursion of the plant, the Premium Lobby and also your new BMW – at BMW Welt getting your car comes
    to be an unique experience. Dynamics as well as case, efficiency and perfection – Feel the thrill of the BMW M as well as BMW Person Exhibitions.

    Look at my site … bmw usa photos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.