Cuando el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, abroncó a los políticos diciéndole lo que dicen todas las encuestas, es decir, que la gente “está hasta el gorro de ellos y de sus peleitas”, sus Señorías se apresuraron a excluirse por el procedimiento de aplaudir sus palabras. Pero luego han reaccionado y resuelto que sea el propio Presidente de la Cámara, Manuel Gracia, quién le dé réplica privada. La verdad escuece y no cabía esperar otra cosa, pero carece por completo de sentido que los mismos que –supongo que por sus méritos– lo han mantenido en el cargo tantas legislaturas se reboten ahora porque alguien les diga lo mismo que les diría la inmensa mayoría de los ciudadanos si tuvieran ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.