La UHU no se resigna a sobrevivir en el marasmo universitario que atraviesa el país. Quiere moverse, modernizarse, incorporar toda novedad benéfica, acercarse a tope a la sociedad, implicarse en ella y, sobre todo, afirmar la vieja idea de “Universitas” como asamblea de profesores y alumnos. El pacto de buen servicio que supone la presentación de sus “Cartas de Servicio” habla por sí solo, como ayer resaltaba justamente nuestro editorial. La UHU sigue su marcha, que es lo que importa. El futuro de nuestra provincia dependerá, sin duda, de lo que nuestro claustro consiga hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.