Otra vez la sombra alargada de ETA planeando sobre nuestra tierra. Piensa la autoridad, con buen criterio, que los indicios disponibles permiten sospechar que la banda anda instalando en el Algarbe las bases operativas que Francia le pone cada día más difícil mantener en su territorio. Y en consecuencia el Gobierno español propone una colaboración policial plena con el vecino, habría que decir que por la cuenta que les trae a los dos. La provincia de Huelva, y no sólo por la presencia en la prisión de destacados terroristas, ha dejado de estar fuera del mapa del terror y ello exige medidas como las que, con tan buen sentido, parecen estar tomándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.