Las encuestas son auténticas y fiables para los políticos siempre que sus resultados favorezcan sus previsiones e intereses, y lo contrario, como es natural, en caso contrario. Ante la que en Punta Umbría acaba de decir, ella sabrá por qué, que el alcalde actual arrasará también en las municipales que vienen, el sociatismo se ha rebelado hasta le punto de amagar con la pamplina de que estarían dispuestos a acudir a los tribunales o con el espantajo de que el sociólogo responsable sería un fantasma inventado. Normal. De aquí a las elecciones vamos a asistir a un baile estadístico de no te menees, mientras las lenguas de doble filo van dejando caer por ahí que el Superalcalde se inventa los proyectos o que la decorativa candidata pija compra en París zapatos prohibitivos. La política se lleva mal con la sociología cuando no la utiliza y Punta no tenía por qué ser una excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.