Al contrario de lo sucedido en otras grandes ciudades, la gerencia de los transportes berlineses ha negado autorización a los empecinados ateístas comandados por Dawkins –“Probablemente Dios no existe”, ya saben—para exhibir su propaganda en los autobuses berlineses. Lo mismo han hecho ‘in continenti’ sus colegas de las demás ciudades germanas, desde Hamburgo a Dresde y desde Leipzig a Bremen pasando por Stuttgar o Potsdam, acaso en atención al hecho nada despreciable de que, si bien es cierto que un 32 por ciento de la población tudesca se declara no confesional, el resto, es decir, esa amplísima mayoría de casi un 70 por ciento, mantiene relaciones fervorosas o discretas con las iglesias cristianas del país. No habrá “publicidad ideológica”, alega esa autoridad municipal, que acaso no tiene por tal a la que ofrecen con frecuencia las distintas confesiones, pero que teme ver que el concierto público se convierte en un imprevisible berenjenal de continuar sustanciándose la disputa teológica a bordo del autobús. Es curiosa la tenacidad de los ateístas, desde luego, que viene a hacer buena la idea del viejo físico Gustavo Le Bon cuando apostaba porque la propagación del ateísmo rompería fatalmente en una religión más intolerante incluso que las clásicas. En cualquier caso, la verdad es que mal momento han escogido estos salvadores de la especie para dar su batalla, y que extraño humanismo es ése que aparca los enormes problemas de este fenomenal momento histórico para ocuparse a calzón quitado de una cuestión que, salvo a los creyentes, no tendría por qué afectar a nadie y menos aún más allá de su fuero íntimo. Balzac, que era un oráculo, escribió en su “Catéchisme Social” que una sociedad finalmente atea volvería a inventar una religión, hipótesis mucho más práctica, me parece a mí, que la irónica de Voltaire de que si Dios no existiera habría que inventarlo. Conviene no perder de vista a los clásicos.

xxxxx

El negacionismo hodierno prefiere la publicidad a la teología, como si ese Dios negado fuera una mercancía más en el zoco de nuestra economía libidinal y como si ese propósito erradicador de la creencia fuera nuevo y no tan viejo como la Tana filosófica y la vulgar. Lo que llama la atención, como digo, es la determinación, la tenacidad dignas de mejor causa de estos profetas negativos a los que , por fortuna, nadie va a mandar ya al exilio por defender su causa como los atenienses mandaron a Protágoras ni a ofrecerles la cicuta como al maestro Sócrates. Eso de anunciarse en los autobuses será muy moderno pero no deja de sugerir, se mire por donde se mire, una insoportable levedad.

16 Comentarios

  1. Decir que “probablemente el Dinero no existe” es desde luego tener mucha fe en prescindir de la fe. Y ya vemos lo que pasa cuando flaquea la fe. Hasta Rodríguez se hace amigo de Benito (Obama para los keniatas).

  2. Un viejo, muy viejo, y hace la tira de años desaparecido amigo repetía muchas veces aquello de que ‘cuando el Diablo no tiene nada que hacer, abre el c… y empapa moscas’. Así lo decía él, considerando que expulsaba algo má que aire. (Sé que el Anfi no es amigo de escatologías, pero me lo sabrá perdonar).

    La matacina religiosa puede que tuviera su momento, ahí está la historia de la vieja Europa, pero empecinarse hoy día en este intercambio de pullas, me parece como menos, ridículo. Que conste que esas manifestaciones aclamatorias, multitudinarias y fervorosas alrededor del papa Benito -ya es casualidad, mi don Luis- o del anterior míster polaco, las encuentro igualmente fuera de lugar y época.

    Lo que pasa es que hablamos y escribimos desde una tierra en que en esta semana dichosa se habla de fervores, espectáculo, devoción, refociles, religiosidad y lucimientos con una alegría que a servidora, y no pretendo hacer sangre, le toca los ovarios.

  3. Un día más, “Amén”. Valiente, la tesis que plantea los fundamentos de Europa (Occidente) como mixtos de la Ilustracíón (ahñi entra el mundo clásico) y el Cristianismo. Es una lástima para muchos que esta tesis la propusiera Giscard, aunque no hay que olvidar que ese hecho ha ocultado otras muchas teorías coincidentes de personajes mucho menos o nada sospechosos. Como jagm, sin ir más lejos.

  4. Alemania es un país serio… a pesar de los pesares. Más serio, como está a la vista, que los que menciona jagm en la columna. Ya ven, ahora resulta que Barcelona es más moderna y europea que Berlín.

  5. Es verdad que “los otros” también publican y hacen propaganda, pero esto es equivocar las cosas porque no deja de ser lo lógico en nuestro mundo desde hace veinte siglos como en el otro lo es la la intolerancia.
    Me encanta la nota de Balzac que recueeda el anfitrión, pero la de Le Bon es formidable por obvia, por comprobable cada día. Por desgracia.

  6. Buen tema para este Lunes Santo y concienzudo comentario. Es verdad: Alemania es un país lo bastante aplastado por decisiones locas como para dejarse embaucar por otras nuevas. Las democracias inglesa, australiana, española y demás, no han tenido en cuenta que la provocación nunca es aconsejable y esta movida dawkiniana menos si cabe.

  7. Es raro, sí que lo es, el empeño de los que jagm llama “ateístas”, un empeño casi tan molesto intelectual y moralmente como el de los creyentes que tratan de meternos sus dogmas a cucharadas. El fuero íntimo, marca gm como límite para ese debate. Y es muy justo. Fuera de él, esa propaganda se vuelve emperrada y una pizca rencorosa.

  8. Supongo que lo de “La Sexta Vía” va por lo de las tomistas, las 5 vías famosas que demostraban la existencia de Dios. El jefe tiene estos vislumbres y nos concede el beneficio de la presunción de sapiencia, cosa que es de agradecer, pero que a veces conviene aclarar. ¿Tan inútiles esta vía negativa como las cinco positivas? Eso que lo decida cualquiera en su “fuero íntimo”. Lo que no admite discusión es la tesis de que el empecinamiento de los ateístas resulta ya no poco chocante, incluso a los agnósticos como yo.

  9. El laicismo tiene su lógica, el “ateistismo” no pasa de ser una obsesión religiosa como otra cualquiera. No entiendo por qué los sectores que se tienen por adelantados ideológicamente apoyan estos proyectos tan peregrinos, pero me temo que, en fin de cuentas, noi haya más que intenciones POLÍTICAS debajo de las apariencias. En España está muy claro que laicismo significa “contra PP”. Por ahí seguro que encontraríamos otras correspondencias.

  10. Vuelve el teme, vuelve la razón. Esos tíos están locos. ¿No habrá en el mundo problemas más indicados para recaudar dinero con urgencia que ése de “convencer” a los demás de que no existe lo que en sus conciencias puede que exista puede que no?

  11. Uno es volteriano confeso pero no de estricta observancia, y por ello me alegra ver los redaños con que, frente a un clima intelectual y social secularizado a tope, algunos razonantes como nuestro ja plantan cara a esos “mentecatos” (en pleno sentido etimológico) empeñados en destruir el sentimiento y la creencia mientras a su alrededor se hunde el mundo y con el la Humanidad. JA se mete mucho con este tipo de humanismo fósil y hace bien. Estopy seguro de que hoy le aplaudiría mi creador literario, aquel Monsieur de Voltaire tan libre de espíritu como sensato de criterio.

  12. Es de aplaudir la sensata medida berlinesa contra lo que no deja de ser una vulgaridad del racionalismo dominante y su unidimensionalidad humana; aunque no deje de ser llamativo la similitud (más bien parentesco) entre estos apóstoles de las ideas dawkinianas y los acérrimos defensores de la Fe; me refiero a la pasión y entusiasmo con el que unos y otros se entregan a su respectivo fin sagrado, con todos mis respetos a la intimidad de cada cual, of course.
    Más prudente si cabe, no ya la de los agnósticos sino la de los ateos cristianos concepto que bien definió André Comte-Sponville en su “A-t-on encore besoin d’une religión?” (Les Éditions de l’Atelier, 2003): “soy ateo puesto que no creo en ningún dios, pero fiel porque me reconozco como parte de determinada tradición, de determinada historia y de sus valores greco-judeocristianos, que son los nuestros”. ¡Toma ya!.
    ¿Ni siquiera en esa realidad de realidades que domina nuestras vidas, ens realissimun que diría un teólogo medieval, como ha apuntado algún bloguero mañanero? Lo dicho, enternecedor.

  13. Ooooyesh, NN, si necesitas ayuda conozco profesionales muy buenos-as. La especialidad elígela tú, ricura.
    Uuuuy, coosita mare!.

  14. Siento no haber podido reaccionar a la preciosa columna de ayer. Lo hago aquí para dejar constancia de mi admiración y de mi total conformidad con lo que apuntaba don José António ayer.
    En cuanto a la columna de hoy, es la segunda vez quedon José António toca el tema, señal que la insistencia de los ateístas le sorprende, como a mi, desde luego. Estaría tentada de decir “mucho ruido y pocas nueces”si no fuera porque tanta obstinación, en negar una parte de nuestro pasado y arrancar parte de nuestras raices me parece triste.
    ¿Quién será ese NN que se empeña en venir a un foro que no le gusta y donde nadie le llama?
    Besos a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.