Oigo con estupor que el asalto al Juzgado y robo de la prueba aportada por El Mundo para defenderse de Chaves y los suyos, perjudica a éstos. Fíjense qué extravagancia, tras la durísima condena del Comité Mundial de Libertad de Prensa en el que se le pide al presidente de la Junta que “retorne a la sensatez democrática”, nada menos. Una vez más la pregunta que Séneca plantea en su `Medea´–“Cui prodest?”, ¿a quién beneficia?–, que esta vez tiene fácil respuesta a poco que se considere que fueron los propios querellados quienes confiaron a la Justicia la custodia de la prueba y que en ella, de haberse difundido, un poner, en “You Tube”, la inmensa multitud silenciosa hubiera podido comprobar su contundencia probatoria y las gravísimas acusaciones vertidas contra el propio Presidente, que prefiero no reproducir. Desde luego, si yo fuera él y los suyos, no dormiría tranquilo con esa posibilidad flotando en el ambiente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.