Sugerente fórmula la empleada ayer por de Carmen Torres para representar la situación actual de PSOE regional: una piña vacía. En el Comité de ayer volvió a escenificarse el prieta las filas y a cubrirse con ovaciones las indisimulables brechas que se le han abierto a Griñán en la estructura de un partido que, tradicionalmente, hay que decirlo, siempre fue conflictivo salvo bajo la fórmula del “reparto” entre provincias, grupos y tendencias puesto en pie por Chaves. Ahora no hay piña que valga porque no hay quien esté seguro en su nómina y el PSOE, lamentablemente, es hoy más un inmenso colocadero antes que un partido de gobierno. Griñán hace lo que puede. Pedirle más es no conocer el paño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.