Continúa el festival de acusaciones mutuas y pedradas sobre el tejado vecino, como si el escándalo de Marbella hubiera actuado de revulsivo a distancia en las conciencias políticas de nuestros actores públicos. Esa vea, y respondiendo a una agresión tan dura como injustificada del ex-alcalde lepero Pepe Oria sobre los negocios ladrilleros del PP, el concejal de urbanismo de Lepe, José Manuel Jurado (PA), ha denunciado sin pelos en la lengua al propio Oria quien, de ser cierta su acusación, habría recalificado, mientras fue alcalde, “al menos tres fincas suyas y de su familia”. Palabras mayores, como se ve, injurias imborrables que surgen cada día y se cruzan como mandobles estos espadachines insensatos que van a lograr que la desmoralización colectiva toque fondo. Quienes mandan en los partidos (en Sevilla, mayormente) deberían impedir que continúe este zafarrancho que, cuando no deja en evidencia desvergüenzas inauditas, se queda en agua de borrajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.