El ‘delegata’ de Salud en la provincia, esa calamidad pública que debe su permanencia en no escasa medida a las propias críticas recibidas desde todos los ángulos posibles, ha salido al paso al alcalde para acusarlo de desconocer la sanidad onubense de la cruz a la raya. ¿Y los médicos, y los sanitarios en general, y los usuarios, y los sindicatos, tampoco ellos conocen lo que ocurre en ese “caos” que son las urgencias del “hospital de referencia”, nuestro ‘Juan Ramón Jiménez’. El responsable indemne de las crisis causadas por la legionella en los hospitales, el fracasado de la famosa campaña contra la meningitis, el incapaz de resolver años tras años los atascos sanitarios del verano, el dontancredo que ve impávido cómo son agredidos sus facultativos (ocho en poco tiempo) y que nunca fue capaz de remediar, siquiera a medias, el colapso de las urgencias…, se permite dar lecciones a un alcalde que no hace más que lo que debe al situarse frente a un problema que el SAS resulta incapaz de solventar.

1 Comentario

  1. Esbirros, sicarios, vendepatrias, comisarios… Esos son los méritos que hay que acumular para ser quienes ejecuten los ukases de bicho semejante a una consejerilla del ramo, que en el Ave, a uno de sus acólitos le gritaba por el telefonino: «No me toques más los cojones, ¿vale?»

    En qué manos andamos, Dios mío. Deus, in adjutorium meum intende!

Responder a perogrullo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.