En el largo y tedioso (des)concierto del dimitido ministro Bermejo, la nota cómica le ha correspondido a la consejera de Justicia andaluza, que ha tenido el cuajo de proclamar públicamente que esa dimisión (¿) “le honra porque ha puesto sobre la mesa un ejemplo de responsabilidad (¡) que otros muchos deberían seguir”. Plenamente de acuerdo en esto último, la verdad es que poner a ese personaje de ejemplo de responsabilidad resulta cuando menos cómico, aunque si oímos decir, además, que “ha puesto una vez más por delante su ideología como hombre de izquierda”, la cosa resulta ya algo dramática, al menos desde la perspectiva de izquierdas. Inquieta escuchar estas cosas en boca de cualquiera que tenga mando político pero, sobre todo, en la de quien tiene en sus manos la Administración de Justicia de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.