Me niego a hablar de gafes, no me gusta ese estigma gratuito, y menos aplicado a una dama que acaba de bajar del autobús (político), como quien dice, pero los comentados contratiempos de la candidata Parralo son para inquietar la menos supersticioso, sobre todo tras la rotura de su pantalón en el pleno “Debate del Estado de la Ciudad”. Ahora bien lo que no tiene pase es que la candidata se ausentara de ese foro legítimo para irse a retar al Superalcalde desde los micrófonos de la SER, algo que no se le ocurre ni al que asó la manteca. Por lo demás, del debate de ayer –digan lo que digan, Pedro Rodríguez ha aprendido la tira durante todos estos años—hay que retener el triste papel que bhibo de tragarse Pepe Juan, un candidato derrotado enfrentado a un alcalde que se lo ha llevado por delante dos veces hasta forzar su relevo. Brillante la idea éste de exhibir recortes de prensa con las delirantes declaraciones con que la oposición se empeña en vivir de reina por un día, en especial las dirigidas contra el Parque Empresarial. ¡Y encima el roto en el pantalón de doña Manuela! Verdaderamente Hay legislaturas en que no está uno/a para nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.