Otra vez aparece la sombra de Guerra, tan shakespeariana para muchos de sus incondicionales, recitando el verso rancio que habla de la nariz tapada. Se hacen las cosas en política “con la nariz tapada”, se perpetran las peores fechorías, cuando llega el caso, con dos dedos pinzando ese apéndice de la conciencia para que no se suliveye el ánimo recto, se contiene la respiración mientras se deposita el voto o se acepta una tesis infame como si con ese ejercicio banal el fondo moral quedara libre de culpa y aquí no hubiera ocurrido nada. Cuando se organizó el pifostio en torno al proyecto secesionista de Cataluña, Guerra hizo un gesto muy teatral, como suyo, que fue adelantarse a las candilejas y avisar al respetable que, bueno, que tampoco era cosa de interrumpir la función, pero que cuando llegara el momento de los versos inquietantes, allí estaría él con sus mesnadas para resistir el embate, con independencia de que, mientras se organizaba la representación entre bambalinas, allí andaría él mismo en funciones de “regidor” llamando a escena u ordenando silencios, atenido en exclusiva a su alta conciencia y, por descontado, zafado de cualquier compromiso que no dimanara de ésta, tan sensible, como sabemos. Y bien, pues ni como “regidor” presidiendo la absurda comisión –¡alguien ha hablado incluso del alto nivel doctrinal en ella exhibido, que ya es el colmo!—, ni luego en esa escena invertida, especular, que es el hemiciclo, ha hecho Guerra otra cosa que seguir el guión que le dieron en la planta noble y atenerse a él punto por punto. Eso sí, nada más votar como borregos, desde ese Panurgo virtual que es el guerrismo se ha levantado la voz más o menos irreconocible que hablaba, cómo no, de “la nariz tapada”. Guerra está en contra de lo pactado por ZP con los secesionistas y los insolidarios, ahí podría llegar, pero, a ver qué quieren ustedes, ha acabado votando a favor de ese nefando proyecto… “con la nariz tapada”. Una buena pinza en la nariz da para mucho, para casi todo. Incluyendo para votar a favor del principio del inicio del comienzo del fin de la España histórica.

xxxxx

¿De dónde se habrá sacado esta caterva que votar “con la nariz tapada” salva de la responsabilidad, puede un gesto tan simplón librarle a uno de la culpa que pueda derivarse de la propia aquiescencia a las decisiones injustas? Es verdad que Guerra está ya prácticamente en la reserva y que si ha presidido esa comisión parlamentaria de la vergüenza ha sido por salir una vez más en la foto aquella en la que, en sus tiempos, él mismo prohibía aparecer a los demás. Luego, ya sin disfraz de lobo que valga, como un cordero liso y mondo, se ha pinzado la nariz entre el pulgar y el índice y ha votado con la otra mano eso tan malo que decía que iba a evitar. ¡Déjenme taparme la nariz y échenme trágalas! Solo frente a una plantilla que no hubiera osado mirarle a los ojos hace nada más que nada más que unos años, Guerra lleva varios papeles en esta tragicomedia, como dicen que hacía le propio Shakespeare para afanar unos cuartos, va de padre de Hamlet, de Falstaff y de rey Lear, a la vez, César y de Antonio, de lo que haga falta, que al fin y al cabo, la honrilla es un sentimiento pequeñoburgués y el decoro cabe en la faltriquera. Con la nariz tapada, por supuesto, ahora como cuando su hermano lo suplantaba en el despacho, como cuando como ‘oyente’ distraído ni se percató de que su Gobierno se cocía un GAL, como cuando con los votos de sus incondicionales sacó a flote a ZP dejando tirada a su propia candidata en el congreso del relevo. Siempre con la nariz tapada, eso sí. La política huele mal a cualquier y a un teatrero peor. Él desgranó alguna vez bajo las diablas el comentario del maestro: “Algo huele a podrido en Dinamarca”. Pero si fuera sólo en Dinamarca no tendría por qué taparse las narices. Si se las tapa es porque de sobra sabe que eso que tan mal huele a su conciencia le lleva a las mismas corvas.

12 Comentarios

  1. Es curioso como el ser humano despotrica de todo pero sacraliza y convierte en tabú, todo aquello que le sirve para ocultar sus más abominables intereses terrenales.

  2. ¿Sería posible saber qué quiere decir, buen hombre? ¿A quién se refiere, a dçonde apunta? De verdad que se lo agradecería.

  3. Desde el más elevado edificio de Toronto se divisa el Toronto’ntero. ¡Que viva Expaña!. Y olé. Que siga la fiesta nacional.

  4. Si con taparse la nariz, fuera suficiente para poder cometer las mayores indecencias, sin que le quitara de dormir a cualquier persona decente, todo el mundo iría con la nariz pinzada, pero escondiéndose de las autoridades. Lo ocurrido en el congreso, viendo a todos esos estómagos agradecidos, perder la vergüenza, y demostrar que no les importa lo que juraron o prometieron. Defender la constitución. Si yo votara a esta tropa, les aseguro que no volvería a servirme de mi derecho al voto.
    La democracia es creo la mejor forma de convivir y gobernarse, pero no se puede tener a una tropa como la mayoría del congreso que reconozcan que lo están jorobando, pero que tapándose la nariz no tiene mayor importancia, porque van a seguir comiendo a costa de los españoles, y bastante mejor que la mayoría, aunque tengan que taparse la nariz de vez en cuando

  5. “Incluyendo para votar a favor del principio del inicio del comienzo del fin de la España histórica.”

    La Patria, el glorioso pasado, una porción de la madre tierra, una vivienda en el aire sostenida con pilares de hormigón,-a imitación de los panales de abeja-, etc.etc.

    Iosif Vissarionovich Djugachvili buen conocedor del origen de su irracionalidad, recurrió a su embrujo, para que centenares de miles de seres humanos dieran la vida, en su nombre.

  6. Perdone Sra, Stein, por pura curiosodad intelectual…querria desciframe lo que ha querido cedir del Padrecito Stalin ?

  7. La absuelvo voluntario y “sub conditione” en nombre de los millones de víctimas del “Padrecito”. Hay quien no comprende que la patria no es lo mismo en manos de un hombre que en las de una bestia.

  8. A que se eche una ojeada –ande, MT, verá como no ocurre nada– a El Mundo de Andalucía, edición de hoy domingo, y vean las/los caras de los perpetradores de la cosa, sin la nariz tapada. Los votantes catalanes tienen buenos motivos para votar más que nunca a sus “barrepadentro”, incluidos (perdón, doña Gertudis) los próximos a Terra Lliure/ERC, pero los andaluces las tienen desde ahora para no volver a confiar en ellos. Echen cuentas antes de protestar, charnegos y afines. Luego hablamos.

  9. Cada vez queda mas claro que esto funciona como una pequeña secta con una biblia sagrada : ” El Mundo”

  10. Es sabido que Stalin usó el eslogan “La patria en peligro” cuando la entrada de los alemanes en la URSS, porque sabía, que usando la irracionalidad de dicha llamada, acudirían al sacrificio cientos de miles de voluntarios.

    Usando la razón es muy difícil entregarse a una muerte casi segura.

    Unos están usando España, otros Euskadi, otros Catalunya para intereses bastardos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.