Con esa ingenuidad revolucionaria sólo comparable a su tozudez, el alcalde Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, no ha esperado ni medio segundo para decir, sin cortarse un pelo, que va a pedir un referéndum vinculante para que las bases se pronuncien sobre un posible pacto de gobierno de su coalición con el PSOE. Juan Manuel, que es un revolucionario –repito—impenitente, ha explicado también que él es partidario de forzar políticas de izquierda en el Parlamento y no de repartirse las poltronas de la Junta, porque considera un error –quizá recordando el fiasco que supuso la alianza en el Ayuntamiento de Sevilla– amarrar IU a cualquiera de los dos grandes partidos. Y es muy serio eso que ha dicho. Al PP se han ido asqueados tres escaños de este PSOE en descomposición y a IU otros seis, y Gordillo parece querer decir que ese aluvión de “cabreados” no ha votado a IU contra su propio partido para que, al final, IU acabe sirviéndole de escabel. O dicho de otra manera, hay una izquierda ingenua que ha votado a IU justo para que el PSOE no continúe en el Poder y ese sector no va a conformarse con que IU sea, simplemente, una “marca blanca” del PSOE que éste aproveche para continuar gobernando desde la insolvencia y la corrupción. ¿Lo ven? Hay radicales que conservan la coherencia y hay burócratas que sólo buscan el Poder al precio que sea, pero en cualquier caso, la calamidad que supone que IU sea determinante en la autonomía andaluza no va a permitir, presumiblemente, un arreglo estable entre trileros por la razón elemental de que hoy, en medio de esta crisis abierta, no queda otro camino que el de las reformas. Un Marx o un Kropotkin no apoyarían nunca al Gobierno del “fondo de reptiles” que, desde hace más de treinta años, mantiene a Andalucía al final de la cola europea. Yo creo que eso es lo que el alcalde de Marinaleda –como antes, con muchos menos motivos, hicieron sus camaradas extremeños—ha comprendido. Los revolucionarios suelen ser astigmáticos pero no miopes.

IU “marca blanca” del PSOE, algo impensable en los tiempos de Julio Anguita y Luis Carlos Rejón, desgraciadamente idos. Y los ingenuos que han querido castigar al PSOE descolgándose al desgalgadero de IU se encuentran ahora con que lo que han hecho es salvarle los muebles a ese Presidente que no han querido mantener y que, curiosamente, acabará siéndolo dos veces ¡sin ganar una sola elección! Se entiende al argumento de la mayoría aritmética, pero es más que probable que el PSOE acabe siendo la tumba de IU. Aquí no existe altura política para hacer la “Grosse Kaolition” que ha salvado a Alemania de la quema. Aquí seguimos más cerca de Sertorio y de Perpena que de la Merkel.

3 Comentarios

  1. De coherencia habla usted, ¿pero este señor Sánchez Gordillo no era de los que se desgañitaban diciendo “No nos representan”? Me pregunto qué porcentaje de ciudadanos se ve representado en las políticas que IU pretende llevar a cabo.

    Saludos

  2. Sospecho, don Rafa, que cuando jagm le atribuye coherencia a ese sujeto lo hace en la denotación de constancia, de pertinacia. En efecto, Gordillo es un vero suelto como se dice ahora, pero siempre fue lo que es ahora. Fíjese en esta frase que pronunció antesdeayer: “Sólo hay una manera de escapar de la crisis y es aplicando medidas antisistema”. Esrtoy seguro de que lo que gm quiere decir es eso porque me consta que lo conoce desde hace mucho tiempo…

  3. Me temo que tenga usted razón y que en España no haya bastante conciencia para dejar de lado los puntos que separan y la lucha por los puestos en donde se puede medrar, y unir fuerza y responsabilidades para sacar a la patria adelante.
    Que conste, que lo mismo pasa en Francia.Cuando veo las propuestas de cada cual de nuestros candidatos es que me dan ganas de llorar.
    Besos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.