Estupendo el intercambio de acusaciones e improperios entre los líderes de los partidos políticos andaluces en torno a la corrupción. Para empezar, desde IU, el diputado Antonio Romero ha dicho por derecho que “Chaves no puede hablar con la cabeza alta de lo ocurrido en Marbella porque él es responsable en parte de una corrupción generalizada durante quince años” y hasta desliza la humorada de que “la Justicia debe procurar que todo el patrimonio robado sea devuelto a Marbella”. Por su lado, el coordinador general de la misma, Diego Valderas, ha lanzado contra el PA una andanada de no te menees, no exenta de razón cuanto de oportunismo, lo que ha provocado la réplica inmediata de la vicesecretaria andalucista tanto como al propio PSOE a relacionar abiertamente a la alcaldesa de Córdoba con Marbella a través del empresario ‘Sandokán’. A ver quién da más. Todo indica, sin embargo, que mucho más podemos ver todavía en este serial. Hay cientos de criaturas en este momento a las que no les llega la camisa al cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.