Es desolador el uso que se viene haciendo de la ley de Acompañamiento del Presupuesto, convertida cada vez más en un vehículo trucado para eludir el debate parlamentario. Si se consuma el presumido proyecto de sacar el decretazo contra los funcionarios en ese dudoso marco, Griñán habrá demostrado un desprecio supino por la función pública pero también, qué duda cabe, por la democracia misma. La debilidad tradicional de esos funcionarios explica la prepotencia de la Junta, pero esta medida, de salir adelante, habrá herido de muerte a la Administración de la autonomía. Y habrá quedado claro que la Junta y los dos sindicatos mayoritarios no defienden ya más que sus intereses propios.

4 Comentarios

  1. No sólo Griñan. El actual gobierno ha metido con calzador en la “ley de economia sostenible” el cierre de páginas webs pasando de tribunales.

  2. Sí, pero este caso es peor. LO que cabe preguntarse es si tan listo es este Griñán como ha dicho el propio gm tantas veces,como es posible que nno se cuenta del desastre que se está fraguando. Se deberían dar un paseo en plan fantasma por las oficinas para comporobar que la gente está que echa las muelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.