La verdad es que nunca hemos sabido bien qué ha ocurrido y está ocurriendo en China, en la nueva China reformista que ha logrado cerrar la paradoja de un comunismo salvado por el capital. No sabemos cómo se las arreglaron para controlar tanto mercado occidental, menos aún cómo penetraron tan profundamente en el sistema financiero, sobre todo en el norteamericano, de qué manera se las arreglan para ajustar esas decenas de nuevos millonarios que genera al día con la ingente masa depauperada que, al parecer, malvive en las regiones interiores. Se dice que si los chinos movieran súbitamente sus inversiones en el tesoro americano provocarían un crac de incalculables dimensiones y hasta hay quien asegura que esa amenaza fue la razón por la que los yanquis paralizaron su proyecto de boicotear ciertas exportaciones chinas, de vital importancia para su desarrollo pero peligrosas para la salud de los consumidores. Vaya usted a saber qué pasa en China, cuando ni los chinos mismos se ponen de acuerdo –lo leía hace poco en ‘The Economist’—sobre cómo funciona ese sistema híbrido en el que en el año pasado la autoridad reconoce que han quebrado unos miles de empresas pero lo observadores aseguran que son muchas más, entre ellas varias decenas de compañías bolsísticas. Hay provincias, como la de Guangdong, donde se prevé que la destrucción de esas empresas pudiera llegar a ser masiva debido a la conjunción de tres factores adversos al hasta ahora fastuoso crecimiento, a saber, la abrupta caída de las exportaciones determinada por la crisis en los países occidentales, el alza en el coste de materiales y la presión legal creciente en materia de trabajo, hasta ahora prácticamente inexistente. Un caótico sistema de control,  por lo demás, provoca que las empresas en apuros cierren de la noche al día, en medio de una confusión normativa e institucional en la que resulta altamente improbable que un control efectivo pueda ejercerse, entre otras cosas porque con gran frecuencia los cierres se producen de manera informal o alcanzando acuerdos precipìtados con las partes implicadas. La crisis alcanza a China, en todo caso. Parece que lo del globo aldeano era cierto.

                                                                 xxxxx

Una de la señales más elocuentes de la situación es la medida oficial de elevar el dintel de la pobreza (establecido por vez primera en 1985, y en 200 yuans) hasta 785 yuans, es decir, unos 80 euros, nivel de renta mínimo estimado necesario para adquirir los bienes de primera necesidad y los servicios básicos y, en todo caso, un nivel mísero pero que habría sacado de la indigencia –según los criterios aplicados por el Gobierno, claro está—a más de 200 millones de personas. La llamativa experiencia hace pensar, en resumen, que el auge financiero y comercial del viejo país comunista, se basa sobre la existencia de vastas muchedumbres desposeídas que viven, especialmente, en las zonas interiores y alejadas del enorme territorio, con gran frecuencia en unas circunstancias indignas que han forzado en los últimos años una activa emigración a los focos desarrollistas. Lo que no se sabe es que será de ese edén de la deslocalización ahora que los importadores occidentales bastante tienen con no tener que echar el cerrojazo ellos también, aunque se sospecha que la consecuencia podría ser un endurecimiento de las condiciones de trabajo, ya más que insufribles por sus precios tirados y sus jornadas interminables. La larga mano de la crisis alcanza al otro lado del planeta, como se ve, y el experimento liberalizador en pleno comunismo institucional podría acabar como el rosario de la aurora, en especial si fuera cierto, como afirma la prensa económica, que la inversión  china ha sufrido enormes pérdidas en el crac americano y otras lejanas aventuras. Puede que ese coloso precoz tuviera los pies de barro, después de todo, lo cual no sería tan mala noticia para nuestros especuladores.

9 Comentarios

  1. Antes de nada: te deseo una muy Feliz Navidad

    Como posiblemente sabrás, el día 26 de Diciembre a las 12 de la mañana, AES ha convocado casi medio centenar de concentraciones simultáneas por la vida en toda España http://www.alternativaespanola.com/26d/aes26d.html y la delegación del Gobierno en Madrid nos ha boicoteado una vez más, desplazando las concentraciones unas calles más allá de la puerta de las clínicas abortistas.

    Por este motivo, me he puesto en marcha para comunicarlo capilarmente a todos los bloggers que pudieran compartir nuestra preocupación por la vida y solicitar vuestro apoyo. Para ello hemos editado un video que se puede enlazar desde un nuevo post de tu blog y también hay un icono con el enlace a la convocatoria, que se puede insertar como gadget del blog.

    http://es.youtube.com/watch?v=HKz1F0LtHkc

  2. “si los chinos movieran súbitamente sus inversiones en el tesoro americano provocarían un crac de incalculables dimensiones” y más… también se dice que si todos los chinos dieran un salto a la vez sacarían al planeta de su órbita.

    Los chinos han mezclado lo peor del capitalismo con lo peor del comunismo y en occidente nos importaría un pito si no fueran tantos.

    También se ha roto la ambición occidental sobre el gran mercado chino porque es Occidente quien se ha convertido en el gran mercado para China.
    Eso ya pasó con Japón… y es que el hombre blanco aprende despacio.

  3. Sé que no aporto gran cosa. No obstante, gracias a mi permanente buceo en la novela negra, es posible que leyendo a Qiu Xiaolong en su ‘Muerte de una heroína roja’, uno se haga a la idea de qué es (haya sido) ese raro matrimonio capitalismo/comunismo. La gran nación amarilla no es sino un inmenso planeta donde cabe casi de todo. DE qué haya podido ocurrir en ella tras las ‘subprime’, lo ignoro todo.

    Mejor si no beben espumosos catalanes.

    Feliz navidad.

  4. Hablaría de la situación de las minorías chinas, en particular de la católica, que conozco mejor, pero no etsoy seguroi de que ésa sea hoy la intención de joseantonio. El ntema apasionanta e8es la tercera vez que recuerdo su tratamiento aquí), y sus consecuencias –que yo no veré sino ya como cuerpo glorioso, o eso espero al menos– tan incalculables hoy como esa par´ticula que cuscan los del acelerador maravilloso.
    Que sean muy felices, les desea este viejo pastor que esta Nochebuena irá con su cantarilla de miel a donde él sabe que hace falta. Un abrazo para todos los habituales y no habituales del Casino.

  5. Hace unos años fui a China y ví de creca el peligro amarillo, SÍ, EL PELIGRO AMARILLO, ESA MUCHEDUMBRE INFINITA QUE SE MUEVE A PIE, EN BICI, EN CARRITOS, como un horm iguero quie algo te dice que un día acabará desparramándose por toda la Tierrra… huy, qué miedo. No nos agobiemos en esta tarde solemnne. Felicidades para rodos ustedes y los suyos.

  6. Hablo en nombre de varios amigos (el Grupo: Miller, Berlín, Zas, ya sabe el jefe) para saludar a todos en esta fecha. Es curioso como una cita virtual puede crear una situación amistosa de lo más verdadero. Felicidades, pues, y si no, al menos bienestar y paz para todos de este viejo enseñante.

  7. una vez los sindicatos chinos se levanten otros gallos cantaran en occidente. un saludo don jose antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.