Duras declaraciones las concedidas a El Mundo por el presidente de la Audiencia, José Fernández Entralgo. Duras y comedidas, que es lo grave, empezando por esa razón incontestable de que si la Junta proporciona a esa Administración medios de calidad cinco no puede, en modo alguno, esperar que produzca una Justicia de calidad diez. El presidente opina que la situación en que la Justicia se encuentra en Hu0elva es “manifiestamente mejorable” y que la solución tramposa que se ha dado al proyecto Ciudad de la Justicia no es más que un apaño interino y, desde luego, no definitivo. La Junta trata mal a los jueces con lo que contribuye a su descrédito y perjudica a los ciudadanos. El clamoroso cabreo de los que tienen  que juzgar está, lamentablemente, del todo justificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.