Carpetazo, como estaba cantado, a la investigación interna en la Junta para determinar posibles responsabilidades con motivo del caos burocrático que propició, no cabe duda, la tragedia de la niña Mari Luz. Nada tiene que ver la Junta –lo dice ella—ni por su falta de previsión, ni por la insuficiencia clamorosa de medios en la Administración de Justicia, ni por los fallos detectados, a pesar de que el saliente CGPJ habló de “fallos clamorosos”, “pasividad” y  “caótica falta de funcionarios” achacable a la Junta, en concreto a dos de sus consejerías. Pero igual que la propia Junta, los partidos, empezando por sus cabezas, comparten la responsabilidad en este ocultamiento de las causas profundas y determinantes al cargar contra el juez como cortina de humo. La Junta no tiene culpa de nada a pesar de ser la responsable de un servicio administrativo en el que los jueces, ojo, no tienen autoridad.

1 Comentario

  1. Sr Gomez Marin:Vivimos en el pais de la doble moral.Lo que hacen los demas está mal mientras no lo haga yo.Lamentablemente con estos politicos tenemos todso lo que solo se merecen unos pocos.Saludos y siga en esa linea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.