El Partido Popular va a exigir a la Junta que se persone en los procedimientos abierto con motivos de agresiones sufridas por los enseñantes en sus centros públicos en lugar de permanecer inhibida en un segundo plano como hasta ahora. La manifestación del orto día ya fue bastante elocuente, pero ahora se remite a un informe del propio Consejo Escolar de Andalucía en el que se afirma que de las 26.000 “situaciones de violencia” registradas en un año, el 12’5 por ciento, es decir, nada menos que 3.286 casos fueron auténticas “agresiones físicas” sin más. No admite dudas que la escuela y el instituto viven horas difíciles, que la autoridad ha quebrado y que los sufridos responsables del servicio no cuentan para nada con el respaldo de la Administración y menos aún con la cobertura del poder político. Y ésa es una situación de consecuencias difícilmente previsibles y humanamente intolerable ante la que urge intervenir con energía. Un centro de enseñanza no puede ser una jungla y hoy los nuestros más se parecen a ésta que a otra cosa. Dividan por 365 esa cifra de agresiones y se asombarán de cuántos profesores ‘cobran’ injustamente cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.