La incógnita andaluza

Se avecina un tiempo inquietante para Andalucía, aparte de las inquietudes españolas. Un “régimen” que pronto habrá estado en el Poder casi tanto tiempo como Franco se debate internamente y pretende, al mismo tiempo, saltar a Madrid mientras su adversario conservador anticipa por aclamación el triunfo que por los pelos se le escapó a Arenas. ¡Pintar como querer! El tiempo dirá si el globo susanita resiste las presiones o si, saltando a Madrid, el PSOE perderá el pan y el perro. Y si el liderato de Juanma Moreno es capaz de romper el círculo vicioso. Andalucía, eso sí, ahí está: a la cola de España y de Europa, paciente en su grandeza, condenada a mantener su condición de “segundo plato”. En el tiempo que viene se juega hasta lo que no tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.