La “hipótesis” en que, según la consejera de Medio Ambiente, consistía aún el proyecto petrolero del grupo Gallardo resulta que es más real que la mar, pues, de momento, sabemos ya que alguien –se supone que esa misma consejería—ha solicitado el preceptivo estudio de impacto ambiental a donde hay que solicitarlo, esto es, a Madrid. O sea, que de “hipótesis”, nada: lo que hay es un plan en marcha y mucho me temo que la consejera lleve en el cargo el encargo de resolver ese proyecto por el que tan evidente interés vienen mostrando la Junta y el PSOE. ¿Qué el trazado se llevaría por delante lo que no está escrito? Bueno, esas son cosas que se arreglan y van a ver enseguida como, en efecto, quedan arregladas por más que se levanten voces y lamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.