Un activista romántico como Jorge Semprún, nos contaba una vez en París algo que luego repetiría, ya más formalizado, en sus   “Memorias de Federico Sánchez”. Hablábamos de la huelga con todos sus apelativos y eufemismos –la “Huelga Nacional Pacífica” o HNP, la Huelga General Política o HGP , la que con cierta sorna llamábamos la ADN porque la organizaba la Asociación Democrática Nacional de Carrillo, ya en los años 70—y Semprún venía a decir que ese instrumento, a fuerza de politización y burocracia, se había convertido en la última encarnación del hegeliano Espíritu Absoluto, en una fantasía legitimadora, que en absoluto bastaba para modificar el universo resistente de la realidad. Nosotros le recodábamos que el movimiento obrero primitivo había sido mantenido por los propios trabajadores hasta el lindero de la hambruna, y tenía organizadas, como cuenta Anselmo Lorenzo de “El proletariado militante”, sus “cajas de resistencia” de las que salía el viático imprescindible para sostener a los activistas, a los parados y sus familias. Hoy mismo en Alemania, donde los sindicatos no son subvencionados sino que viven de las cuotas de sus trabajadores, funcionan también las “cajas de huelga” para asistir a los huelguistas, empezando por ese IG-Metall –el mayor del mundo quizá—que tanto ayudó al PSOE en la etapa de los “Flick y Flock”. En España, en cambio, los sindicatos son gigantescas máquinas subvencionadas por el impuesto ciudadano que funcionan en el marco de una “concertación” con la patronal, indiscernible del verticalismo sonriente de Solís, unas empresas rentabilísimas que comercian con los cursos de formación, siempre más pendiente de los trabajadores que de los parados y, por supuesto, un pulpo unido por un tentáculo al poder que les paga. Eso se llama disparar con pólvora ajena desde un empleo como otro cualquiera. Un dato: Cándido Méndez no ha cotizado un solo día por cuenta ajena. ¿Se puede ser más “profesional”?

Que la calle se iba a poner imposible si ganaba el PP estaba cantado, tanto como que la crisis casi terminal en que andamos sumidos exigiría medidas de sacrificio colectivo si pretendemos continuar formando parte de esa cuasifederación que es la UE y del único mundo llamado “libre” que hoy conocemos. Y ahí está ya el primer embate, la HG teatralizando una tragedia que no va a resolver nada, sino todo lo contrario, asediando al Gobierno con sabotajes legales. Así empezaron los griegos en la plaza Sintagma y miren cómo están, hechos unos zorros. Aunque, eso sí, los huelguistas españoles perderán hoy su salario, al contrario que sus colegas alemanes. Aquí no cobran más que los barandas, y claro, tienen que justificar la manteca.

13 Comentarios

  1. Poco hemos cambiado, los mismos perros con nuevos y costosos collares. La idea de combatir una crisis con huelgas es de locos, porque a menos competitividad menosd posibilidad de reacción tendresmos. Pero enfin ellos cobran por eso, y eso es lo que tenemos.

  2. Al no valerse de las cuotas de sus trabajadores, los hijos del sindical vertical, evolucionaron hacia organizaciones quasi mafiosas

  3. ¿No hay hoy HGP? ¡Qué hacemos aquí, panda de carca- males? Lo interesante será el día después, cuando acaben de entender que el Gobierno no va a dar marcha atrás, –ni podría ningún otro Gobireno darla– y a los entusiastas de las bocinas les quietn el día de la nómina.

  4. Nosotras no hacemos huelga aunque se nos esté (que se nos está) violentando desde fuera (y desde dentro). Lo primero que hay que infundirle a un escolar es el sentido del deber y los límites del derecho.

  5. No creo que haya sido para tanto, en definitiva una pérdida más en nuestre “debe” y hasta la próxima. Los sindicatos tienen que justificar su silencio en los últimos cuatro años pero el Gobierno no tiene margen alguno para ceder aunque quisiera. Esperemos que los ciudadanos lo entiendan así.

  6. Dicen que ha sido menor que la que le montaron a ZP. Si es así, es que no sirven ni para esto.

  7. Esta huelga es poítica como todas las generales: la diferencia es que estaba cantada, que se celebraría cuanto antes porque so objetivo es tumbar al Gobierno. Y no sé por qué me parece que van a darse contra un muro.

  8. La huelga cero que ha sido un fracaso pero la refroma laboral esa habrá que tratar de pararla como sea. Comon sea no quiero decirlo literalmente, pero sí que es necesario no permitir que se pierdan los derechos que han costado tanto conseguir.

  9. Pobres de nosotros!
    Don Nano, no creo que sea posible eso de guardar todos los derechos adquiridos: ahí están las jubilaciones , más tardías y sin duda menos cuantiosas, y así todo.
    Besos a todos

  10. I don’t drop a great deal of responses, however I browsed some remarks on this page José Antonio Gómez MarínArchivo del blog La HGP.
    I do have 2 questions for you if you do not mind.
    Is it only me or do some of these comments come across like they
    are written by brain dead visitors? :-P And, if you are posting on
    additional online sites, I would like to follow you. Could you make a list of
    every one of all your shared sites like your linkedin profile, Facebook page or twitter feed?

  11. This design is wicked! You certainly know how to keep a
    reader entertained. Between your wit and your videos, I was
    almost moved to start my own blog (well, almost…HaHa!) Fantastic job.

    I really loved what you had to say, and more than that, how you presented it.
    Too cool!

    Also visit my web page; trade show models

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.