No asume quien sea la salida del Ayuntamiento de Lepe de Giahsa y la privatización de ese servicio que, por cierto, no siempre fue ejemplar en ese próspero pueblo. Hasta en la Nochebuena hubo lío porque la Policía Municipal, por orden del Alcalde, precintó una nueva sede del holding sociata, lo que provocó la airada denuncia del PSOE y la réplica del PP alegando que la tal sede carecía de los más elementales permisos. No está bien esta guerra del agua y menos que se sustancia –como se está sustanciando—a tenor del interés de los partidos. Cada Ayuntamiento tiene derecho a defender su modelo de gestión entre otras cosas porque no está demostrado, ni mucho menos, que el de Giahsa haya sido siempre idóneo.Como etamos en Nochebuena no pondremos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.