No han tardado en producirse los primeros recortes prometidos por los nuevos administradores en la selva burocrática. En Castilla-La Mancha se anuncia la eliminación de seis de cada diez altos cargos, la del Consejo Económico y Social y hasta la de la tele regional. En el Ayuntamiento de Sevilla se sustituye a los “externos” por los funcionarios y se reduce la parrilla de “barandas”. Hay muchos casos. La proliferación de organismos autonómicos no sólo carece de sentido sino que constituye una realidad insostenible, dadas las circunstancias, en la idea de que reduplicar los organismos idénticos puede convenir al clientelismo partidista pero nos arruina a todos. ¿Cómo podrá sobrevivir Suecia con un solo “ombusdman” si aquí necesitamos un “defensor” cada trescientos kilómetros, qué clase de economía gestora permite vivir a Francia con un único Consejo Económico y Social si aquí precisamos de uno por autonomía? ¿De verdad necesitamos empeñarnos hasta las cejas pagando Consejos Consultivos estando ahí el Consejo de Estado de toda la vida? ¿Y por qué se reduce drásticamente la “oferta pública de empleo” mientras se contratan –en Andalucía, por ejemplo—nada menos que 30.000 de esos “externos” para que realicen las tareas propias de los funcionarios que ganaron su plaza atenidos a la Ley? Nadie puede pensar que esa poda que vienen reclamando al alimón la voz popular y el sentido común (que no siempre discurren por la misma senda) vaya a producirse sin tensiones, sino más bien todo lo contrario. Pero los primeros pasos en ese proceso se van dando ya apoyados por no pocos jueces que ven en las maniobras “integradoras” que perpetran los partidos en el poder una “funcionarización encubierta”, es decir, un fraude con toda la barba. Y el caso es que sin esas medidas nos hundimos todos, en la abundancia porque despilfarramos hasta lo que no tenemos, y en la crisis porque no hay dinero ni para pagar las nóminas. ¿”Ni contigo ni sin ti/ tienen mis penas remedio”? Bueno, ya iremos comprobando ese fandango.

 

Nadie en sus cabales puede negar la expansión elefantiásica del empleo público, hoy multiplicado por diecisiete feudos, ni la ridícula desproporción de los altos cargos, por no hablar de los medianos y más chicos que en su área vivaquean, o el criterio partidista con que se ha producido esa expansión. Del mismo modo que resulta inexplicable cómo hemos podido vivir hasta ahora sin esa proliferación que ha terminado por resultar insostenible. ¡Mira que si de verdad se anima el cotarro y se mete la tijera sin contemplaciones allí donde haga falta! Larra no inventó el mito de la burocracia inútil pero si levantara la cabeza se iba a enterar de lo que es bueno.

7 Comentarios

  1. En las Administraciones hay que hacer algo. Lo que hay actualmente es insostenible. Y creciendo. La propia Cwentral aumenta a pesar de que se queda sin competencias. Una ruina completa. Esperemos que lo hagan con cabeza y sin caer en la tentación del clientelismo alternativo.

  2. Así se arruina pronto un país. Consumiendo y no creando. Memoria histórica también.
    Besos a todos.

  3. No veo en la columna le optimismo de que habla Akela, sino respuesta a hechos que están ocurriendo. En Castilla-La Mancha o en Sevilla, en muchos lugares donde la gerencia de los nuevos gestores es ruinosa. Hemos d ever mucho todavía, ya lo comprobaremos, peor hay indicios muy buenos. Los aplausos de que hablaba la columan de ayer sin un bueno símbolo de lo que empieza a ser percibido como un cambio.

  4. Falta hace esa poda. Que empleen el ehorro en contratar a los profesores que nos faltan en las aulas, que son cada día más. Aunque seguro que eso no les ineteresa gran cosa, teniendo en cuenta que en las CCAA en que gobierna el PP también se han reducido de un brochazo las plazas de profesores….

  5. Una poda hace falta como el comer. Lo veo en mi propio trabajo (un Ministerio), lo veo en la Comunidad Autónoma, lo veo en el Ayuntamiento o en la Diputación. No podemos vivir recaudando impuestos para pagar empleados innecesarios. El PP hará muy bien en hacer lo contrario que ha hecho, desgraciadamente, el PSOE o CiU o el PNV en su día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.