Un fotógrafo de este diario fue antier agredido brutalmente por un individuo del séquito de uno de los imputados como beneficiario de un ERE fraudulento, al que un alto cargo de Empleo, vecino suyo, le consiguió un pensionazo con el que complementar su pensión y otros ingresos que venía percibiendo. Ésa es la razón última de una lógica defraudadora originada en el sentido patrimonial de lo público que ha sido el santo y seña del partido gobernante durante todos estos años de insensata orgía. Hay brutos a los que les parece normal estafar al Estado pero inadmisible que su imagen sea divulgada por los “medios”. Y poderes que los amparan, eso es lo malo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.