Los gerifaltes del “régimen”, tres de ellos, no han encontrado mejor defensa ante la comisión parlamentaria que investiga el saqueo perpetrado desde la Faffe que dar la “espantá”. Chaves –sin duda, el más ceremonioso— ha llegado a comparecer para dar una inasumible revolera y volverse por donde llegó, alegando que “es insólito” citar a tan altos personajes en plena campaña electoral como si lo insólito no fuera dilapidar el dinero público en un puticlub, que es lo más grave que allí se investiga. Es la segunda ocasión en que él se libra del enojoso trámite, por cierto, beneficiado precisamente por unas elecciones. Miren, no merece la pena seguir con la matraca. Lo único que le queda al contribuyente –la sentencia de los ERE está al caer–  es comprobar hasta cuándo durará esta escandalosa impunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.